De la ropa de segunda mano a la reivindicación feminista. Nuestras favoritas de la MBFWM

Hoy se ha celebrado el último día de la 70 edición de la pasarela Mercedes Benz Fashion Week Madrid y queríamos hacernos eco de ello.

Es un evento que nos motiva y que es fuente de inspiración, tanto por el diseño, como por la fuerza, talante y perseverancia de los creadores.

A parte, por supuesto, nos interesa ver qué tendencias comienzan a asomar por la ventana y cuáles de ellas podemos aplicar en Bryan. 

Para quien no lo sepa, la MBFWM es la gran pasarela de la moda española y su mejor plataforma de promoción y difusión en el mundo. Se celebra dos veces al año y está organizada por IFEMA (Institución Ferial de Madrid). También se organizan eventos y desfiles repartidos por distintos escenarios de la ciudad, generando toda una red que comunica la ciudad y cuyos nexos de unión son la moda, la tendencia y la pasión.

Los desfiles incluyen la presentación de colecciones pertenecientes a diseñadoras y diseñadores de renombre, así como las de otros emergentes.
¿Recordáis esos primeros desfiles de Palomo Spain como diseñador nobel?

Ahora es una de las figuras más importantes en la industria de la moda, vistiendo a artistas como Rosalía, Beyoncé o Madonna (¡ni más, ni menos!)

Recuperando el hilo, queremos hacer un breve recorrido por el trabajo de algunos de las y los diseñadores que más nos han cautivado, bien sea por el estilo, por el mensaje, por la reinvención o por su innovación. 

María Escoté

La diseñadora, siempre ha destacado por la originalidad y fuerza de sus diseños (fácilmente reconocibles).
En esta ocasión, su desfile ha mandado un mensaje bastante claro: la sostenibilidad.
¿Cómo? Gracias al uso de prendas de Wallapop.
Sí, sí, como estáis leyendo. Escoté ha echado mano de su mejor herramienta: la creatividad.
Ha utilizado ropa de segunda mano para diseñar piezas únicas.

La diseñadora no desfiló en la anterior edición porque necesitaba un alto en el camino. Sin embargo, cuando la plataforma líder en compra-venta de artículos de segunda mano le propuso esta colección, no se lo pensó dos veces y sacó toda su artillería.
"Quería hacer un ejercicio de reciclaje, de desmontar todas las prendas que he comprado y crear otras nuevas. Ha sido un reto a nivel técnico y creativo porque no es lo mismo coger un lienzo en blanco o un rollo con 30 metros de tela y empezar a trabajar. Aquí he tenido que comprar prendas, descoserlas con unas costuras ya cortadas y un patrón. Y, a partir de ahí, aprovechar y crear una nueva prenda. En mi taller me han odiado porque es de los trabajos más difíciles que hemos hecho".

Es el claro ejemplo de que la moda no sólo es moda: es arte, es creatividad, ingenio, persuasión, pasión… un trabajo constante de evolución.
Lo reconocemos, María Escoté es una de nuestras diseñadoras favoritas.

Aquí mostramos algunos de los looks que más nos han gustado:

 

Ana Locking

A short story of weird girls.

El inicio, el nudo y el desenlace de su desfile está protagonizado por mujeres.

En esta ocasión, la colección de la creadora toledana es un homenaje a las mujeres, especialmente dedicada a todas aquellas que “como yo, siendo jóvenes, hemos escondido nuestras rarezas, porque siempre te señalaban con el dedo”.

Además, Locking lanza una oda a romper con lo socialmente establecido y dedicarse a lo que realmente importa: ser una misma y, en consecuencia, ser feliz: “Si no formas parte de los clichés socialmente admitidos como lo que debe de ser el colectivo femenino o la feminidad, no pasa nada. Cuando de verdad no escondes y muestras, empiezas a ser más feliz”.

Claro ejemplo de que la moda es una expresión artística más, lo ponen estructuras narrativas y creativas como la instalación de formas tubulares y abstractas que Eva Fábregas ha diseñado para el desfile. Así como el fanzine que han editado desde la marca, donde han contado con colaboraciones muy especiales como la de Alaska, Rossy de Palma, Ángela de la Cruz, Topacio Fresh y Nathalie Poza. “Hemos pedido a cinco mujeres a las cuales admiro por su trabajo y su identidad como mujer ‘rara’ que escriban sobre sus sentimientos acerca de ser una weird girl" (chica rara), explica la diseñadora para Vogue España.

Aquí, algunos de nuestros looks favoritos:

 

 

Teresa Helbig

Teresa Helbig siempre ha sido una de nuestras diseñadoras predilectas por unir sencillez y complejidad en cada una de sus prendas.

Cada detalle emana cariño y sutileza.

En esta ocasión, Helbig, reivindica el papel de la moda como “una herramienta para luchar, una armadura, una fiesta”.

Su última colección se apoya en el manifiesto al que ha llamado El Club, el concepto alrededor del cual orbita.

La diseñadora catalana nos transporta a años 70 y la Vía della Pace de Roma y hace apología de su #Helbigang, un movimiento que intenta dar nombre y personificar a ese grupo de amigas con intereses afines: “Es solo un modo divertido de darle forma física a una sensación”.

Join The Club es el nombre de esta colección, la cual manifiesta conceptos como la libertad, la contradicción, el atrevimiento o la diversión. ¿Os sentís identificadas? ¡Porque nosotros sí!

La prenda estrella de esta colección es, sin duda, el vestido.

Aquí algunas de nuestros diseños favoritos de la colección:

 

Esperamos que os hayan gustado estas propuestas tanto como a nosotros.
¡Larga vida a la moda! 

 

 


Fuentes:
vogue.es
elpais.com
Elle.es
Ifema.es
harpersbazaar.com
marie-claire.es