Imagina una Navidad sin regalos

Tranquilas, no nos hemos vuelto locas. Adoramos la Navidad. Su ambiente, las costumbres, la alegría que hay por las calles, el espíritu de bondad que inunda todo,...Somos fans de estas fechas y el "All I want for christmas" es un himno y ver alguna peli navideña un momentazo que no podemos perdernos.

Así que podéis respirar que no queremos hacer boicot a la Navidad ni mucho menos. El título de este blog es una reflexión.

Pensar en si regalamos bien o regalamos mal. A veces las prisas del último minuto nos hacen comprar cosas simplemente por comprar. Queremos tanto que las personas importantes tengan un regalo debajo del árbol que no nos detenemos a meditar qué es lo que realmente necesita o si le va a gustar.

 

Corremos tan deprisa que unas velas de aromaterapia o un jabón nos parece un buen presente y que una bufanda es perfecta cuando tiene cinco (mil). ¿Los pendientes de aro y brillantes? Le encantarán seguro pero se los pondrá dos veces. 

Y ojo, no decimos que no sean buenos regalos, sino que tienen sentido cuando la persona que los recibe los necesita o le hace especial ilusión.

 

Somos unas moñas

Ya ha pasado Nochebuena y en muchos hogares Papa Noel ha traído miles de regalos. La próxima cita importante es con los Reyes Magos y hay quien elige entre uno y otros o tiene regalos por dos. 

Así que nos encontramos en un contexto donde miles de marcas te impactan con sus productos (nosotros los primeros) y donde las prisas del último minuto hacen que adquieras el regalo, como hemos dicho, deprisa y corriendo sin detenerte a pensar bien.

Son cientos de regalos que van y vienen y que pueden ser más acertados o menos. Apostamos a que una parte de estos presentes son hechos por compromiso y sin conocer bien a la persona. Y que otros tantos, serán devueltos o cambiados por las personas que los recibieron.

Es por eso que lanzamos este título: imagina una Navidad sin regalos.

Hay quienes hacen pactos de no regalar para ahorrar o para invertirlo mejor en tiempo, experiencias, cenas y comidas suculentas,... Y nos parece genial. Los momentos que recuerdas años más tarde son aquellos que te tocan el corazón: decorar el árbol, la visita de la abuela, la vez que fuisteis al cine todos los primos,...

Es por eso que también, años más tarde, solo recordarás los regalos que de verdad fueron importantes o que sigues usando a día de hoy. Parece cursi, pero es muy real. A veces no queremos admitir que somos unas moñas.

Consumo responsable

Nosotros no podemos imaginar una Navidad sin regalos pero somos conscientes de que hay que comprar de forma responsable. Elegir un regalo original puede ser complicado pero seguro que la persona te ha dado pistas y puedes dar en el clavo con un regalo útil.

Por supuesto que nos gustaría que el día de Reyes muchos hogares se despertaran con cajas de Bryan al lado del árbol y que la chica que reciba esos zapatos se sienta feliz y contenta de estrenar calzado nuevo. Siempre y cuando se lo vaya a poner, a disfrutar y a machacar durante mucho, mucho tiempo.

 

Que, a no ser que tenga miles de zapatos iguales, estamos seguros que pasará ya que nuestros zapatos están hechos para durar en el tiempo y son diseños para el día a día. Vamos, que si buscas un consumo responsable, esperamos cumplir con los requisitos. 

Y si no es así, siempre puedes cambiar o devolver tu calzado Bryan ya que tenemos el plazo ampliado hasta el 12 de enero.

¿Quieres regalar Bryan? Estaremos encantados de ofrecerte el mejor servicio para que tu regalo esté listo antes de tiempo. Tu solo tienes que asegurarte que has elegido el zapato correcto para la chica a la que regalas (ya sea tu madre, tu prima, hermana, novia). El resto lo hacemos nosotros.

¡Felices fiestas!