¿Qué une a Beatles y skinheads?

La moda está presente en todas las culturas y subculturas siendo siempre una pieza clave de expresión. Dime cómo vistes y te diré cómo piensas.

Con nuestra vestimenta decimos quiénes somos, qué pensamos, cómo nos sentimos y por supuesto, qué representamos. Hoy os queremos acercar los movimientos que nos han inspirado a diseñar nuestra colección Military Trend.

Una selección de botas y botines militares confeccionadas en piel 100% basadas en los estilos de la cultura Mod y skinheads de los años 60 y 70. ¡Y no! Los skinheads no son siempre fanáticos de la ultra derecha, de hecho se alejan muchísimo del cliché que nos ha enseñado la televisión. ¡Sigue leyendo y conoce a fondo ambas culturas!

 

La cultura Mod y los Beatles

Si queremos hacer un viaje al pasado para conocer de dónde surgen los zapatos Chelsea, como nuestros botines Brooklyn, tenemos que ir precisamente a ese barrio de Londres y mirar muy de cerca una subcultura inglesa que encandiló a toda una generación: los Mods.

Sí, los Beatles fueron Mods, pero ¿qué eran? Fue un movimiento juvenil que lo "petó" en la Inglaterra de los 60. Los chicos vestían de traje y con los Chelsea y las chicas vestidos cortos y también podías verlas con mocasines. (Puedes ver cómo eran aquí)

La idea era ir muy elegante a bailar ska y reggae jamaicano. Los modernos de la época que viajaban con vespas y scooters y que pusieron de moda estos botines que llevaban desde Los Beatles hasta los Rolling Stones. 

De hecho, fueron los Beatles los que expandieron este estilo al principio de su carrera con esos trajes tan característicos que lucían con sus botines Chelsea.

Brooklyn son unos botines de estilo Chelsea basados en sus líneas principales: la goma en el lado exterior y que todo sea una solo pieza. Hemos querido incorporar elementos más actuales con unas plataformas rayadas de 5 centímetros y una cremallera interior para facilitar el cierre. Cómodos y súper versátiles.

¿Cómo surge la cultura Skinhead y qué tiene que ver con la moda?

La moda está en todas partes.

Dejamos a los Mods con sus trajes y corbatas para pasar a una moda inglesa que empieza a ser mucho más dura. El contexto social no es bueno y los jóvenes ya no quieren mostrarse elegantes y pulcros: surgen los hard-mods, primos hermanos de los que serán skinheads.

Este movimiento cogió estilos de la clase obrera: vaqueros, tirantes y la joya de la corona: botas militares. Querían expresar de dónde venían y ensalzar sus raíces.

 

 

Las botas militares son un elemento muy característico de la vestimenta skinhead y un icono de la clase obrera y es en este momento de la historia cuando resurgen como elemento de moda.

Nuestras botas Billie recogen todo este espíritu: caña más alta de lo normal, súper tendencia ahora, y plataformas de 5 centímetros para que tenga más fuerza. Además cuenta con cremallera interior para que no te vuelvas loca cada vez que quieras ponértelas.

Los skinheads escuchaban la misma música que los Mods y mantenían ciertas similitudes, pero poco a poco se definieron por mostrar una marcada ideología. Eran antiracistas y su intención era proteger a esa clase trabajadora de la que inspiraban su vestuario, de hecho habían muchos jamaicanos e inmigrantes que promovían y seguían esta cultura. Sin embargo, por la presencia violenta de una facción neo-nazi del movimiento, la prensa empezó a tildar a todos los skinheads como fascistas y de ahí su fama. 

Hay muchos movimientos dentro de esta cultura: apolíticos, de izquierdas, de derechas, más sociales, más violentos, menos violentos, ... La moda es lo que une a todos ellos y los símbolos los que lo separan. Esta cultura ha sobrevivido hasta nuestros días y fue la precursora del punk.

Nosotros nos quedamos con el uso que le dieron las chicas skinheads a las botas y los botines militares. Looks muy urbanos que combinaban con faldas de estampado escocés, vaqueros con la pernera alta y con los famosos polos de Fred Perry. 

Una forma de vestir que rompió estereotipos de género y que ayudó a expresar el descontento de una generación guerrera. 

El diseño del botín militar Berta es el más cercano al que podían utilizar las skinhead girls en los 70 de toda la colección de Bryan. Es un botín de caña baja que se ata con cordones (cuentan con dos intercambiables) que queda genial con medias o calcetines de rejilla. Perfectas para darle un toque más potente a tus looks.

Las botas militares y los botines Chelsea aparecen en el mundo de la moda para quedarse y son modelos muy ligados con la cultura que les acompañó. Estas historias y su trasfondo son las que nos inspiran para hacer colecciones con profundidad, con alma.